Como operar con ETF apalancados directos e inversos

Los ETFs apalancados, tanto directos como inversos, se han puesto de moda entre operadores minoristas, profesionales e institucionales, por sus especiales características operativas que los convierten en instrumentos valiosos, y estratégicos, siempre y cuando se utilicen de la forma adecuada y respetando la gestión de riesgo.

En este post, quiero analizar las bondades y miserias de este tipo de ETF y la forma, a mi parecer de utilizarlo de forma correcta. He de indicar, que suelo utilizar ETF apalancados como parte prioritaria de mi estrategia de inversión, entre ellos nombrare el TQQQ, LABU.US o UPRO y como inversos el SQQQ.

Bueno…vamos a entrar en materia:

1. PRINCIPAL ERROR AL UTILIZAR ETF APALANCADOS, DIRECTOS E INVERSOR

El principal error que cometen, los inversores novatos o avariciosos, es ingresar a los ETF apalancados sin una gestión adecuada del riesgo, lo cual, suele terminar en tragedia económica, al tener que asumir perdidas muy sustanciosas, o bien, quedarse «atrapado» en la inversión del ETF por meses o años.

Pongamos un ejemplo con el ETF TQQQ, que replica al Nasdaq 100 X 3, es decir, si el Nasdaq 100 sube un 1% en un día, este ETF subirá un 3% aproximadamente y viceversa.

CASO 1: Si dispongo de una cartera de 10.000 dólares y compro un largo con todo el dinero de dicho ETF, y ese día el Nasdaq 100 baja un 3%, yo abre perdido un 9% de mi capital aproximadamente, pero si al día siguiente baja otro 2% el Nasdaq 100, directamente mi cartera llevará una caída cercana al 15%, y no tendré dinero para invertir, si no asumo y liquido perdidas.

Toda una locura, entonces el inversor dirá que este tipo de ETF son un engaño, y que al final pierdes tu dinero, o que el bróker es un ladrón.

CASO 2: El mismo inversor solo compra 2.000 dólares de su capital (de los 10.000 dólares que dispone), al día siguiente compra otros 2.000 dólares, y con una caída del 9% y 6% del ETF TQQQ, solo tendrá una perdida del 4% y 6.000 dólares para invertir.

Como podemos observar, el inversor del caso 1 realizo una nefasta gestión de riesgo en un ETF apalancado y cuando el mercado se fue en su contra, en solo dos días perdió más del 15% de su capital y se quedo atrapado, o debió ejecutar un stop loss, lo cual complica muchísimo la operatividad y rentabilidad de capital.

Caso contrario, el inversor 2, realizo una gestión adecuada del riesgo, ahora tiene una ventaja de posición frente al inversor 1, con solo un drawdown del 4% y 6.000 dólares de capital para seguir invirtiendo y encontrar el giro de mercado donde el Nasdaq 100 subirá, y por tanto el ETF TQQQ.

2. COMO UTILIZAR LOS ETF APALANCADOS DE FORMA ADECUADA

Como ya habrás imaginado o sospechado, este tipo de ETF apalancados son extraordinariamente buenos cuando el mercado tiene una tendencia alcista (ETF directos) y una tendencia bajista (ETF inversos) o cuando los mercados giran o se vuelven muy volátiles, que es mi escenario preferido.

Es hay donde podemos obtener un gran beneficio al ingresar a un ETF apalancado muy castigado y/o corregido, donde sospechamos que el mercado se girará y con un poco de paciencia obtendremos grandes beneficios.

Por ejemplo, en la pandemia COVID el TQQQ fue castigado de los 28 USD a los 9 USD, es decir, una perdida del 67% en cuestión de semanas, cuando el mercado giro llego a subir hasta los 82 USD, es decir casi un 1000% de beneficio en solo 1 año, es loco, pero son las bondades y miserias de este tipo de ETFs.

Claro la persona que compro en 28USD (pongamos de ejemplo el inversor 1) si vendió, asumió unas perdidas grandísimas, tal vez, inaceptables para su bienestar emocional.

Pero el inversor 2, le fue de maravilla ya que tuvo capital en el momento de girar el mercado y obtuvo grandes plusvalías a su inversión en un plazo de un año.

3. COMO REALIZAR UNA COBERTURA CON UN ETF INVERSO

A titulo personal, no me gusta realizar operaciones PUT o «irme en corto», dado que es muy complejo determinar la inversión a corto plazo, y a largo, lo más probable es que la bolsa suba y tu pierdas tu dinero si te quedas en una operación en corto por mucho tiempo.

Por tanto, utilizo los ETFs inversos en ocasiones excepcionales como cobertura o «seguro» ante caídas fuertes. Con esta estrategia disminuyes tus ganancias pero también minimizas eficientemente las caídas de tu cartera.

En resumen, los ETFs apalancados son vehículos de inversión muy poderosos y potentes, pero debes tener experiencia previa y buena formación en gestión de riesgo.

Para poner un ejemplo claro, podemos decir que el ETF TQQQ es un Ferrari, a nadie se le ocurriría aprender a manejar por primera vez en un Ferrari, buscaríamos un vehículo menos potente. Pues esto igual, si no sabes invertir no operes con un ETF apalancado, ya que al igual que el conductor novato que maneja un Ferrari, ambos tienen muchas posibilidades de acabar estrellándose.