CRONICA WALL STREET 22 – 12- 2021

Segundo día de subida técnica en S&P 500 (+0.68%) y Nasdaq 100 (+0.85%) con rompimiento en ambos casos de la media de 50 sesiones, con grandes probabilidades de que se cumpla el rally de fin de año pronosticado por los analistas cuantitativos.

Veamos gráfica S&P 500, timeframe 1 día:

Observamos un clara ruptura de la resistencia ubicada en la media de 50 sesiones (4.630 puntos), en este sentido, el índice podría buscar los 4.700 – 4.750 puntos en las próximas sesiones, motivado por el rally de navidad y un menor volumen de mercado que propicia una mayor probabilidad de subidas en el mercado.

Veamos gráfica Nasdaq 100, timeframe 1 día:

Al igual que el S&P 500, el Nasdaq 100 ha superado la resistencia ubicada en la media de 50 sesiones, con un recorrido, que podría llegar hasta los 16.500 puntos.

A nivel macroeconómico destacamos las siguientes noticias:

1. Subida técnica y no por fundamentales, como lo expresaban los analistas cuantitativos, el mercado tiene una estructura interna propicia para un rally de fin de año, esto necesariamente no tiene por que cumplirse, solo implica mayores probabilidades del evento alcista.

2. Nuevas publicaciones de investigaciones que apuntan a que la variante Ómicron se propaga con gran facilidad, pero su letalidad disminuye frente a otras cepas del Covid-19.

3. El mercado observa altas probabilidades de un acuerdo entre Biden y Manchi,n para que se apruebe el plan de inversión BBB, no obstante, el monto final invertido disminuirá considerablemente para que sea aprobado.

4. Publicación nefasta en el PPI (Precio de Producción Industrial) en España, con una subida interanual superior al 33%, un pésimo dato para la inflación en España y la estimulación del consumo interno.

5. Por último, destacar las declaraciones de Lagarde (Presidenta del Banco Central Europeo), la institución realiza una previsión de la inflación por debajo del 2% para el año 2023, con una disminución escalonada de la misma durante 2022.

El BCE justifica estás previsiones por una mejora de los cuellos de botella y una menor presión inflacionista de la energía (petróleo, gas natura, etc.)